cruz2 jovenes2   andres sola logo abp 

Noticias

Escribiendo la historia

Pastoral Juvenil

Vive tu vida al estilo de Claret

Misionero Claretiano

y compañeros mártires

Animación Bíblica

de la Pastoral

.
Jesucristo

Cristo es el único Salvador del mundo. De un modo personal, profundo, quiere ser, también, mi Salvador.


Por: P.Fernando Pascual, L.C. | Fuente: Catholic.net 



descarga

Nuestro corazón está herido por el pecado, nuestra mente vive dispersa en mil distracciones vanas, nuestra voluntad flaquea entre el bien y el mal, entre el egoísmo y el amor.

¿Quién nos salvará? ¿Quién nos apartará del pecado y de la muerte? Sólo Dios. Por eso necesitamos acercarnos a Él para pedir perdón.

Pero, entonces, "¿quién subirá al monte de Yahveh?, ¿quién podrá estar en su recinto santo?" Sólo alguien bueno, sólo alguien santo: "El de manos limpias y puro corazón, el que a la vanidad no lleva su alma, ni con engaño jura" (Sal 24,3-4).

Sabemos quién es el que tiene las manos limpias, quién es el que tiene un corazón puro, quién puede rezar por nosotros: Jesucristo.

Jesucristo puede presentarse ante el Padre y suplicar por sus hermanos los hombres.Es el verdadero, el único, el "Sumo Sacerdote según el orden de Melquisedec"(Hb 5,10; 6,20). Es el auténtico "mediador entre Dios y los hombres" (1Tm 2,5), como explica el "Catecismo de la Iglesia Católica" (nn. 1544-1545).

Cristo es el único Salvador del mundo. De un modo personal, profundo, quiere ser, también, mi Salvador.

primeras comuniones2No cabe duda que ponernos en manos de Dios es dejar que Él actué a favor de aquello que con fe le pedimos. Nuestra voluntad en algunas ocasiones se ve debilitada, las circunstancias no siempre son las mas favorables, pero justo ahí es donde realmente, ese dejarse en manos de Dios, nos hace experimentar lo que significa ser INSTRUMENTOS DE ÉL. Ya nuestra voluntad se anula, es la de Él la que obra en nosotros. Así es el llamado a servir en este apostolado, planeamos, organizamos, tratamos de poner en bandeja todo aquello que consideramos será importante y necesario para cubrir el curso. Pero dejar el resto a Dios, es experimentar su amor para continuar, en cada encuentro, con fortaleza y alegría.

Hoy providencialmente celebramos nuestras primeras comuniones a las cuales se prepararon 32 niños, que conprimeras comuniones1 alegría recibimos para este curso 2016-2017. Y digo, providencialmente, porque un día como hoy pero cien años atrás, se mostro ante unos niños la Virgen de Fátima, que como madre de Dios nos pide nos consagremos a su Inmaculado Corazón. La comunidad católica de todo el mundo celebra este gran acontecimiento que quedará grabado en la memoria de nuestros alumnos, familias y amigos que nos acompañaron en esta celebración.

Las circunstancias cambian, pero sacar provecho de ellas es actuar positivamente. Resulta un reto que en manos de Dios todo lo transforma y nos muestra el camino a seguir.

Fue así que en este curso, el retiro que se programa sólo para nuestros alumnos, en esta ocasión  fue con la participación de sus papás y padrinos. Todos juntos nos reunimos como una gran Familia, que estando formándose con la comunidad de los misioneros Claretianos, la sentimos parte de esta gran familia claretiana.

El tema central, “Compartiendo el alimento”. Augusto retiro chica2

A solicitud de su servidora, coordinadora de la Escuela de Formación Misionera Claretiana (EFMC), tuvimos la grata participación para dirigir el retiro de las Hermanas Catequistas de Jesús Crucificado,  Fátima y Esther, a quienes externo toda mi gratitud.

«En la madrugada del sábado, al alborear el primer día de la semana, fueron María la Magdalena y la otra María a ver el sepulcro» (Mt 28,1). Podemos imaginar esos pasos… el típico paso de quien va al cementerio, paso cansado de confusión, paso debilitado de quien no se convence de que todo haya terminado de esa forma… Podemos imaginar sus rostros pálidos… bañados por las lágrimas y la pregunta, ¿cómo puede ser que el Amor esté muerto?

A diferencia de los discípulos, ellas están ahí, como también acompañaron el último respiro de su Maestro en la cruz y luego a José de Arimatea a darle sepultura; dos mujeres capaces de no evadirse, capaces de aguantar, de asumir la vida como se presenta y de resistir el sabor amargo de las injusticias.

juevessantojpgJueves Santo es la expresión más grande del amor de Jesús por los hombres. Jueves Santo es la confirmación de una entrega que se inició cuando Jesús asumió las condiciones de hombre para buscar la liberación plena de toda persona. Enmarcada en el contexto de la Pascua Judía, Cristo celebra la Nueva Pascua que otorga salvación plena para todos los hombres.

Actividades Pastorales